Caso diagnóstico TEA leve erróneo

0
86
Caso diagnóstico TEA leve erróneo

Caso diagnóstico TEA leve erróneo

Esta semana tuvimos la llamada de un padre desesperado por el diagnóstico de su hija de 5 años por TEA leve, algo con lo que él no estaba convencido. De todas formas, dada la seriedad de un diagnóstico así, que marca a un niño para toda su vida, quería pedir una segunda evaluación para confirmar o descartar.

Nos refería conductas como que su hija entiende las bromas o que es cariñosa, y que tiene una mirada normal. Conductas que debían estar alteradas en el caso de un autista. Aunque también tenía otras como no sentarse a jugar con otros niños, irrumpir en los juegos de otros niños, o no mantener conversaciones con adultos.

Nos pidió que valorásemos a la niña para poder obtener una segunda opinión.

La evaluación del caso diagnóstico TEA leve erróneo consistió

  • Entrevistas con cada uno de los progenitores para escuchar lo que a cada uno le preocupa de las conductas de su hija, lo que hace, lo que no hace, lo que debería hacer, comportamientos extraños que observan, en qué la ven diferente.
  • Evaluando a la niña con pruebas objetivas, es decir, con pruebas donde su puntuación se compara con un baremos por edad para saber exactamente el percentile de la niña para saber si está por encima o por debajo de la media. Para ello valoramos a nivel cognitivo, del lenguaje, motor, emocional a la niña con el fin de ver aquellas áreas que están evolucionando y desarrollándose por debajo de lo esperado. Así como los puntos fuertes de ella en los que nos impulsaremos para adquirir aquellos que la están costando más.
  • Jugando con la niña a juegos de emociones, de gastar bromas, interactuando con ella para que ver cómo responde a nivel afectivo, emocional o social.
  • Valorando si tiene intereses repetitivos
  • Observando qué ocurre y cómo gestiona el estrés o la frustración cuando se le retira algo que le gusta o con lo que se está divirtiendo
  • Observación por parte de 3 psicólogos de nuestro equipo

Es cierto que se observan dificultades en áreas como a nivel motor o la impulsividad y el control de la conducta, pero no cumple los criterios para se diagnosticada de TEA leve.

Conclusión: Diagnóstico de Retraso Madurativo con memoria inmediata auditiva en un percentil de 3 lo que la lleva a no poder mantener conversaciones.

Otro caso más de diagnóstico TEA leve erróneo, que lleva un año de trabajo con psicólogos y logopedas con pictogramas o habilidades sociales cuando a la niña para nada le hacen falta.

El diagnóstico de niños pequeños ha de ser cuidadoso, a mi juicio, es imprescindible:

  1. Que lo valore un equipo de psicólogos para entre todos establecer, descartar y confirmar hipótesis que expliquen las conductas observadas. La Fiabilidad Interjueces que estudiamos en la carrera hace referencia a eso, que varios profesionales valorando un mismo caso pueden llegar a un diagnóstico más preciso y acertado
  2. Que se usen pruebas objetivas
  3. Que sea valorado por psicólogos con una amplia experiencia de años y de evaluaciones realizadas
  4. Verles varios días
  5. Hacerte con ellos, es importante que confíen en el evaluador y ganarte su confianza

Determinar si un niño tiene Trastorno del Espectro Autista (TEA) es un proceso que debe ser llevado a cabo por psicólogos infantiles cualificados a través de una evaluación exhaustiva.

Existen herramientas y cuestionarios de cribado que pueden ayudar a identificar si tu hijo muestra signos que podrían justificar una evaluación más detallada. A continuación, te describo algunos de los instrumentos más comunes. Estas suelen ser herramientas que disponemos los psicólogos infantiles para ayudarnos en la evaluación de un TEA y ver si cumple criterios o no. Aunque nunca deben de ser usadas sólas, sin el resto de pruebas, observaciones y entrevistas, pueden inducir a error.

Herramientas de Cribado para el diagnóstico de TEA

  1. M-CHAT-R/F (Modified Checklist for Autism in Toddlers, Revised with Follow-Up)
    • Descripción: Es un cuestionario diseñado para padres que se utiliza para identificar niños de 16 a 30 meses que puedan estar en riesgo de TEA.
    • Acceso: Está disponible en línea y puede ser completado por los padres. Si el resultado sugiere riesgo de TEA, se recomienda una evaluación profesional.
  2. ADOS-2 (Autism Diagnostic Observation Schedule, Second Edition)
    • Descripción: Es una herramienta de observación estructurada utilizada por profesionales para evaluar la comunicación, la interacción social y el juego en individuos sospechosos de tener TEA.
    • Acceso: Solo puede ser administrada por profesionales capacitados y no es un test que los padres puedan realizar por sí mismos.
  3. ADI-R (Autism Diagnostic Interview-Revised)
    • Descripción: Es una entrevista estructurada con los padres o cuidadores que evalúa comportamientos en tres áreas: interacción social recíproca, comunicación y lenguaje, y patrones de comportamiento repetitivos e intereses.
    • Acceso: Debe ser realizada por un profesional capacitado.
  4. SCQ (Social Communication Questionnaire)
    • Descripción: Un cuestionario para padres que evalúa habilidades de comunicación social y comportamiento. Está diseñado para niños mayores de 4 años.
    • Acceso: Puede ser completado por los padres, pero su interpretación debe ser realizada por un profesional.

Ennuestro centro disponemos de ellas, asó como de las pruebas de evaluación más actualizadas.

Señales de Alerta en el Desarrollo

Los padres pueden observar ciertas señales de alerta en el desarrollo de sus hijos, que pueden justificar una evaluación más detallada

  • A los 12 meses: No balbucea, no señala ni hace gestos como decir adiós con la mano.
  • A los 16 meses: No dice palabras simples.
  • A los 24 meses: No dice frases de dos palabras sin imitar o repetir.
  • A cualquier edad:
    • Pérdida de habilidades del habla o sociales.
    • Poco contacto visual.
    • Falta de respuesta a su nombre.
    • Aparente insensibilidad a los sentimientos de los demás.
    • Intereses muy restringidos y repetitivos.
    • Reacciones inusuales a sonidos, olores, sabores o texturas.

Ante la duda, lo mejor es una evaluación por expertos con el fin de descartar o poder intervenir lo antes posible para un adecuado y optimizado desarrollo cognitivo del niño.

Un niño diagnosticado de TEA es visto de diferente manera por su entorno, lo que condiciona los aprendizajes, las interacciones, o los recursos que se usan para estimularlos.  Si estás pensando que tu hijo puede ser TEA has de saber que muchas conductas que pueden parecer TEA pueden ser explicadas por otras causas. Pide una evaluación o una segunda evaluación para confirmar o descartar un TEA y no te conformes si no estás totalmente de acuerdo con el diagnóstico. Por suerte cada vez son más los padres que lo solicitan.

Listado de comportamientos que pueden parecer TEA y no lo son

Cómo saber si mi hijo tiene autismo

Psicólogo infantil: El rincón de pensar no funciona