Cómo le ayudo a hablar

Cómo le ayudo a hablar

Mi hijo tiene problemas del lenguaje, ¿cómo le ayudo? 

El lenguaje es una de las autonomías por la que muchos padres acuden a consulta. Bien porque tardan en hablar o porque no pronuncian de manera adecuada. Estas dos son las causas más comunes. Pero también pueden darse dificultades en la gramática, comprensión o fluiencia.

A continuación os presentamos unas pautas para la mejora de estas dificultades.

Pero ¿cómo le ayudo a hablar?


Pautas para estimular el lenguaje:

  • ✅ Modelar: consiste en dar el modelo correcto de una palabra o fonema. Es recomendable utilizar un lenguaje claro, adaptado y lento, para que sean capaces de percibir todos los matices y puedan imitarlo. 
  • ✅ Reformular: la palabra o frase que ha dicho mal, sin pedir que la repita de nuevo, simplemente dándole el modelo correcto. Por ejemplo, si el niño dice “Quiero cocholate”, el adulto reformula “Ah vale, quieres chocolate”. 
  • ✅ Ayudar: es importante hacerles saber que los adultos somos herramientas que pueden utilizar siempre que no accedan a una palabra o concepto en concreto. Podemos ayudarles a describir la palabra, dotarle de estrategias para que comunique igualmente si no consigue decirla e incluso mostrarle estrategias para pedir ayuda al adulto. 
  • ✅ Ponernos a su altura: es imprescindible para mantener una buena comunicación y que se mantenga el contacto ocular. Además de entender gran cantidad de expresiones faciales, si estamos a su altura, le estamos permitiendo que se fije en nuestra boca y pueda copiar los movimientos. Otro punto positivo de mantenernos a su altura, es darle mas seguridad y establecer una comunicación distendida en la que el adulto es accesible y esta dispuesto a escucharle. 

¿Qué se debe evitar?

  • ❌ Corregir: genera frustración y baja su autoestima. De este modo, la información que recibe el niño es que no es capaz de hacerlo bien y puede llegar a surtir el efecto contrario a lo que queremos. Algunos niños, llevan muy mal que les corrijan, ya que en muchos contextos, se hace de manera automática; en el cole, en familia, entre amigos… 
  • ❌ Reñir: cuando regañamos a un niño, esta obteniendo un feedback negativo frente a la experiencia de hablar. Está aprendiendo, lo está intentando. Puede llegar a suponer una experiencia que le haga experimentar vergüenza o malas emociones y comience a tener un autoconcepto negativo y se niegue a intentarlo más. Evitar conductas como “si no me lo dices bien, no te lo doy”.
  • ❌ Frustrarnos: en el momento en el que el adulto pierde el control o los nervios y se frustra, irremediablemente comienza a ver la situación desagradable y lo transmite al niño, generando una situación de tensión que está alejada del aprendizaje y la motivación. Es recomendable parar el juego o conversación y tomarse un respiro. 
  • ❌ Dar respuestas negativas: esto es tratar de hacerle repetir al niño la palabra o frase mediante la estrategia de “no te he entendido bien”, “repítelo, es que lo dices mal y no te entiendo”.

Paula Ágreda

Logopeda

Lee otro artículo en: http://psicologoinfantil.es/logopeda-desarrollo-del-lenguaje-cuentos/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

× ¿Cómo podemos ayudarte? WhatsApp
A %d blogueros les gusta esto: