copy-servic2.jpgLlegan las fechas de no parar de pensar qué juguete comprarle si luego mira la caja el primer día y ya se le olvida. En el momento en el que vivimos de tecnologías pasan muchas horas pegados a una pantalla, entonces… ¿no le compro nada con pantalla?

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de elegir un juguete es la edad del niño, favorablemente que se adapte a la misma y lo segundo son sus preferencias o gustos como personajes de ficción o de sus series preferidas. Una vez cogidos estos dos criterios es preferible elegir juguetes sin pantalla. Es decir juegos de mesa, de cartas o de construcciones, juegos que favorezcan la cooperación y compartir en familia, que requieran la necesidad del otro para poder jugar o que ayuden al desarrollo de la creatividad.

Si ves que a tu hijo le cuesta la escritura, puedes comprarle ensartables o cuentas de colores, si es un poco torpe a nivel motor, no hay duda que un juguete con el que pueda correr o saltar o por otro lado si tiene dificultades para prestar atención juegos de seguir reglas o memos es la mejor elección.

La mejor elección es un juego para compartir en familia que requiera de reglas y de diversión.

Belén Pozo

Psicóloga

Artículo anteriorPsicología adultos: Pensar es tu mayor enemigo
Artículo siguientePsicología adultos: Miedo a estar solo
Psicólogo Infantil - Vaca Orgaz
Somos un centro de larga trayectoria profesional y amplia experiencia como psicólogo infantil en Madrid, expertos en niños y adolescentes. Más de 900 evaluaciones y diagnósticos con los text más punteros como el WISC-V, el SENA o el AULA NESPLORA. Hemos ayudado a cientos de familias dando pautas y ayudando a niños. Tanto en sus dificultades de aprendizaje, emocionales como sociales. La eficacia de nuestras sesiones con resultados desde el primer mes.