¿Cómo es una persona resiliente?

Parte I- Resiliencia. ¿Cómo es una persona resiliente?

A lo largo de la vida, se viven situaciones y circunstancias difíciles de afrontar. Así como de gestionar que hacen que psicológicamente uno sienta que supera sus capacidades. Además de pensar que es incapaz de salir de ellas. Esto puede ocurrir en situaciones delicadas. Como puede ser la vivencia de una situación traumática, catástrofe o pérdida de un ser querido. Así como padecer una enfermedad, ruptura de la pareja o tener dificultades socio-económicas.

Entonces, en muchos momentos se cuestiona si se tiene la capacidad para poder aceptar, afrontar y restaurar lo ocurrido.

Ante una misma situación, las personas pueden gestionarlo en base a dos enfoques.

El primero sería el de dejarse llevar. Sintiendo que le ha superado la situación y que no puede resolverlo. Con ello, generando sentimiento de frustración y fracaso. Incluso lo posterga a otro momento por el propio bloqueo emocional.

Sin embargo, en el segundo enfoque la persona se enfrenta e intenta solventarlo. Buscando soluciones y superando el periodo de dolor emocional. Poco a poco va recomponiéndose así mismo ante lo vivido.

Este último enfoque, definiría el concepto de resiliencia. Como la capacidad de hacer frente a las adversidades y a las situaciones difíciles que van ocurriendo a lo largo de la vida. Transformando el dolor en fuerza psíquica y física para poder superarlo y salir fortalecido de ellas.

La resiliencia no es una capacidad innata, sino que se adquiere y se aprende. Pero si es cierto, que existen factores genéticos que predisponen esta capacidad. Así como un ambiente resiliente el cual favorece el desarrollo de esta habilidad desde la niñez, creando adultos psicológicamente sanos y fuertes.

Las personas con resiliencia son aquellas que ante las adversidades no se rompen. Sino que luchan e intenta soportar el impacto, transformándose después a su estado original. Asimismo, al enfrentarse a los diferentes retos de la vida, acaban desarrollando habilidades y fortalezas. Estas les hacen ser psicológicamente más fuertes y con una mayor maduración personal.

Rocío Delgado

Psicóloga Sanitaria

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

A %d blogueros les gusta esto: