Atención plena y mindfulness

Atención plena y mindfulness

También llamado por muchos Aquí y Ahora, podríamos decir que es la mejor actitud ante la vida si lo que pretendemos es disfrutar de ella.

Consiste en centrarse en el momento actual, desde que te levantas por la mañana hasta que vuelves a la cama para dormir. Es la mejor forma de parar el pensamiento, de dejar de pensar, y de dejar de preocuparnos.

Esta vez nada de meditación, que luego es difícil llevarlo a la práctica en el día a día. Simplemente vamos a centrar nuestra atención o a fijarnos en las cosas que ocurren a nuestro alrededor, y muy en especial, en la información que nos entra por los 5 sentidos. Vista, tacto, gusto, oido y olfato. Esta es la idea básica del mindfulness.

De este modo, tenemos que atender a la información que nos entra por cada uno de ellos, tenemos que sentir.

Pero nuestro cerebro, tiene tendencia a dejar de hacerlo de manera consciente para seguir pensando, en especial con las preocupaciones.

Un truco para volver al presente, es centrarse en la respiración, para ello debemos sentir en una respiración larga, como el aire entra más frío por la nariz, y cómo sale más caliente. A continuación mira tu alrededor ¿qué sientes? ¿qué percibes? ¿qué oyes? Entonces te darás cuentas de sonidos como el canto de los pájaros, o el frescor en la cara, que normalmente nos pasan desapercibidos.

Te animo, a que al menos lo hagas 4 veces al día. Y de este modo, disfrutes relajadamente de los que cada día nos depara. El mindfulness puede hacer mucho por ti.

Happy quilting!!!

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

A %d blogueros les gusta esto: