No consigo tiempo para leer

No consigo tiempo para leer

Actualmente disponemos de tantos estímulos que es muy complicado concentrarse. Normalmente solemos tener cerca de la cama un enchufe en el que podamos cargar nuestro móvil mientras lo utilizamos, el sitio dónde lo solemos dejar es la mesilla de noche.
Además, contamos también en nuestra habitación con televisión… todo ello hace que dispongamos de menor tiempo para leer punto es lógico que sintieras que antes podías estar concentrado durante más tiempo y ahora sientes que no eres capaz ni de leerte un capítulo seguido. A menudo te preguntas qué ha pasado, si tu nivel de concentración ha disminuido… y a continuación llega la pregunta más importante: cómo puedo disfrutar otra vez del gran placer que es la lectura.
Este sentimiento no es un caso aislado, está ocurriendo cada vez más y de manera más acusada en las generaciones más jóvenes. Estos han ido creciendo en un mundo en el que la tecnología lo hace todo posible y de manera inmediata. Antiguamente, para saber el nombre de un actor o para conocer algún acontecimiento histórico concreto, tenías que acudir a una enciclopedia de papel, buscarlo y además leías aún más datos que te llevaban a otros…
Actualmente esto no pasa: a golpe de clic accedemos a toda la información. Por un lado, es muy beneficioso, ya que a nuestro alcance tenemos infinidad de recursos, pero el ciclo que se genera de la recompensa es muy rápido y estamos acostumbrando a los cerebros a obtener la recompensa sin aparente esfuerzo.
Leer un libro requiere dedicación, paciencia, concentración, y atención. Todo ello es fundamental que lo pongamos en práctica en el resto de los aspectos de nuestra vida para llegar a tener una estabilidad mental. Por ello es tan importante la lectura. A continuación, te mostramos distintos trucos para que puedas sacar un ratito de tu día para dedicarlo a la lectura:

  • Planifica un momento del día en que estés tranquilo y consigas unos minutos para estar sentado.
  • Apúntalo como un objetivo en tu agenda.
  • Comienza de manera progresiva, 10 minutos es un buen comienzo, y es asequible.
  • Aleja el móvil, Tablet u otros aparatos tecnológicos.
  • Dispón de buena iluminación.
    ¡Poco a poco irás cogiendo este hábito de lectura que tan beneficios trae consigo!

Paula Ágreda

Logopeda

Puedes leer otro artículo en: http://psicologoinfantil.es/psicologo-que-dices-de-los-demas/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

A %d blogueros les gusta esto: