Celos patológicos, qué son

Celos patológicos, qué son

Los celos son un fenómeno universal que se encuentra presente tanto en animales como en seres humanos. Y dentro de éstos últimos, igualmente tienen lugar dentro de diferentes grupos de edades, culturas o sexos.

Se trata de un proceso complejo. En el cual se da una mezcla entre el temor. Y el  miedo a perder a una persona y el amor. Por último el cariño hacia la misma.

Hay por tanto una mezcla de emociones tanto negativas como positivas. Que da como resultado un fenómeno complicado el cual es frecuente encontrar especialmente en las relaciones íntimas y de pareja.

Además de estas emociones, los celos implican que la persona que los experimenta posea unos sentimientos de exclusividad con respecto a la otra persona. Así como unos sentimientos de inseguridad con respecto a sí mismo.

Se trata además de algo subjetivo ya que, lo que para una persona en concreto puede provocar celos, en otra no tiene por qué hacerlo. Y viceversa, dependen por tanto de la interpretación que cada individuo realice de la conducta del otro.

Pero ¿son los celos un problema en una relación de pareja?

Para poder contestar esta pregunta de forma adecuada, sería necesario disponer y tener en cuenta ciertos parámetros. Que pudiesen ofrecer información a cerca de la frecuencia, intensidad o duración de esos celos.

En pequeñas dosis y de forma aislada los celos pueden resultar saludables y adaptativos pero, cuando los tres parámetros son muy elevados, es decir, es frecuente que existan episodios de celos de intensidad y duración considerable dentro de la pareja y, del mismo modo, estos episodios interfieren en la vida conyugal de forma significativa, se podría hablar de celos patológicos.

En estos casos en que los celos se consideran patológicos, y sí se convierten en un problema para la pareja, ésta puede llegar incluso a romper por tal motivo, ya que se da un punto en el que la persona que sufre los celos de su pareja no puede soportar más el control, la vigilancia y la desconfianza a la que se ve sometida.

Así pues, algunos indicadores que pueden ser útiles a la hora de comprobar si los celos se están convirtiendo en un problema que desgaste y destruya la pareja, son:

  • Constante necesidad de controlar a la pareja y sus movimientos.
  • Habitual desconfianza en aquello que dice y hace la pareja.
  • Desagrado de los amigos de la pareja.
  • Frecuentes reproches a la pareja por su comportamiento, por su forma de vestir, etc. .
  • Sentimientos habituales y muy presentes de exclusividad con respecto a la pareja.

Aida Mañero Ocarranza

Psicóloga Sanitaria

Lee otro artículo en: http://psicologoinfantil.es/psicologo-dependencia-emocional-en-pareja/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

A %d blogueros les gusta esto: