Técnicas de estudio en niños

Técnicas de estudio en niños

«Para aprobar los exámenes solo tienes que hincar los codos´´. Esta frase la hemos escuchado mil veces de boca de nuestros  padres y profesores. Y básicamente quiere decir que para aprobar los exámenes hay que estudiar. De memoria y de manera repetitiva. Pero ¿y las técnicas de estudio en los niños?

Pero las claves para tener éxito en el estudio se fundamenta en optimizar el tiempo que tenemos. Así cómo utilizar técnicas de estudio que se ajusten a cada uno.

En el colegio no nos enseñan técnicas de estudio que podamos utilizar. O que los profesores consideren más útiles y muchas veces esto da lugar a frustración. Viendo que nuestro esfuerzo no se ve reflejado en los resultados. Nos sentimos desmotivados hacia el estudio o nos bloqueamos en los exámenes.

Aquí os proponemos una serie de pasos que ayudan a estudiar de manera más dinámica. Que el mero hecho de ponerse delante de un libro e intentar memorizar.

En primer lugar, paso para poder asimilar cualquier texto es la lectura. Primero se realizará una pre-lectura en la que se lee por encima el texto. Para saber de qué trata y ponernos en contexto. A continuación seguiremos por la lectura comprensiva en la que iremos párrafo a párrafo. Finalmente apuntando la idea general al lado de este mismo.

El segundo paso es subrayar. Es importante subrayar después de haber realizado las lecturas anteriores. Ya que así sabremos lo que es realmente importante en cada párrafo.

El siguiente paso consiste en elaborar sus propios apuntes. Es importante elaborar estos apuntes con nuestras propias palabras. Así podremos asimilar mejor el texto y entenderlo de una manera más completa.

Tras haber realizado los apuntes es importante realizar un esquema o mapa mental. En el que de manera visual seremos capaces de observar cómo están relacionadas las ideas de cada párrafo.

Por último, una vez hechos todos estos pasos, es crucial la realización de los ejercicios sobre el tema que tenemos que estudiar. Ya que es la mejor manera de asimilar el conocimiento. También de poder ver en qué aspectos debemos profundizar más, haciéndonos en estos aspectos fichas de estudio. 

Una vez terminado el estudio activo de los distintos temas o asignaturas que tengamos que estudiar es importante hacer una auto-evaluación. Aquí podemos pedir ayuda a algún familiar. Que nos pueda hacer un «examen´´ para ver cuánto contenido hemos asimilado. Y que contenido debe ser repasado más en detalle.

Lucía Ongil

Psicóloga

Lee otro artículo en: http://psicologoinfantil.es/cuanto-tiempo-dedicar-nino-los-deberes/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

A %d blogueros les gusta esto: