Resolución de conflictos

Resolución de conflictos

El conflicto es una situación de confrontación de dos o más personas. Entre las cuáles existe un antagonismo motivado por una confrontación de intereses.  Hay distintos tipos de conflicto como pueden ser:

  • Verídico. Existe objetivamente
  • Contingente. Depende de circunstancias relativamente fáciles de cambiar
  • Mal atribuido. Se hace responsable a una tercera persona que no tiene que ver en la situación
  • Latente. No ocurre de manera abierta
  • Falso. No tiene base objetiva, como pueden ser malas interpretaciones o incomprensiones.

El conflicto es algo inevitable. Es parte inherente del ser humano que necesitamos para nuestro desarrollo.  Es importante mencionar que el hecho de que el conflicto sea parte de nuestra naturaleza no es algo necesariamente negativo. Sino que también tiene consecuencias positivas sobre la sociedad. Algunas de estas consecuencias positivas son:

  • Consolidación de identidades personales y grupales
  • Motor de cambio social
  • Estimula el interés, la curiosidad y la creatividad
  • Ampliar los recursos personales y sociales para un adecuado equilibrio emocional
  • Construir relaciones basadas en una comunicación sincera y honesta

A la hora de resolver los conflictos no hay una única manera, o una manera más correcta que la otra. Se pueden usar millones de opciones y estilos de gestión de conflictos. Los cuales dependerán del contexto del conflicto y las necesidades e intereses de las personas implicadas en el. Kilmann y Thomas propusieron y describieron 5 estilos básicos de resolución de conflictos. Basado en dos dimensiones:

  • el grado en que la persona intenta satisfacer sus propios beneficios, a lo que llaman determinación.
  • el grado en que se intenta satisfacer los intereses de la otra persona, a lo que denominan cooperación. 
  • En función de estos dos aspectos los estilos de afrontamiento son:
  • Competencia. Presentan un alto grado de determinación y un bajo grado de cooperación. Sería una persona que intentaría satisfacer sus necesidades a costa del otro
  • Colaboración. Alto grado tanto de determinación como de cooperación. Estas personas tratan de colaborar con los demás para buscar una solución que beneficie completamente a ambas partes.
  • Compromiso. Equilibrio entre determinación y cooperación. Este estilo pretende buscar una solución que beneficie de manera parcial a ambas partes.
  • Evasión. Bajo grado tanto de determinación como de cooperación, significando así que dejaría las cosas como están, no intentaría resolver el conflicto y mostraría una actitud pasiva.
  • Cesión. Alto grado de cooperación y bajo de determinación. Como su propio nombre lo indica, estas personas tienden a ceder ante los demás. Buscan complacer a los demás para satisfacer los intereses de la otra persona en lugar de los suyos.

Lucía Ongil

Psicóloga

Lee otro artículo en: http://psicologoinfantil.es/psicologo-madrid-evitar-conflictos-discutir-asertividad/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

A %d blogueros les gusta esto: