¿Qué es la Hipnosis Clínica?

¿Qué es la Hipnosis Clínica?

En primer lugar la hipnosis es una herramienta terapéutica que facilita un estado de focalización sensorial. Lo más notable es que la persona está concentrada en sus vivencias internas.

Como resultado se puede enfocar la atención en un pensamiento. O en un recuerdo, sentimiento o sensación. En primer lugar logrando sí se desea, modificar sus percepciones. Además, comportamiento y/o emociones en un estado de relajación profunda psíquica y física.

Esto se logra a través de un terapeuta especializado en la técnica. Que dirige la sesión mediante cuatro fases:

  • inducción.
  • profundización.
  • intervención.
  • vuelta al estado de vigilia.

Mitos sobre la Hipnosis Clínica

1. Pérdida de control. Las personas bajo hipnosis no son títeres del hipnotizador. Tampoco hay una pérdida de consciencia. Ni dicen o hacen cosas en contra de su voluntad. Es decir, la persona en estado de hipnosis tiene control sobre lo que desea hacer.

2. La hipnosis es un sueño. Para facilitar el estado de concentración, se sugiere a la persona que cierre los ojos. A pesar de encontrarse en un estado fisiológico de relajación, la mente está trabajando en todo momento. También se puede trabajar en hipnosis con los ojos abiertos.

3. No se recuerda lo vivenciado en hipnosis. La gran mayoría de la persona sí son capaces de recordar todo. O casi todo lo que ocurrió durante la sesión de hipnosis. De hecho, tras la hipnosis se suele tener una charla con el paciente y se comentan diversos aspectos ocurridos.

4. La hipnosis es peligrosa. No se conoce ningún caso en el cual alguien sufriera daños físicos o psicológicos causados por una sesión de hipnosis. Aún más, miles de personas son hipnotizadas cada día por profesionales.

5. El paciente puede quedarse “enganchado” en el estado de hipnosis. Sin duda todas las personas salen del estado profundo de relajación de hipnosis. Pueden hacerlo a través de la voz del terapeuta, por sí solos. O incluso quedarse dormidos y despertar después de un sueño.

¿Para qué sirve la Hipnosis?

Actualmente existen numerosas evidencias de que una gran variedad de problemas que se pueden trabajar mediante hipnosis:

  • dolor crónico y agudo, como por ejemplo oncología.
  • depresión.
  • trastornos de ansiedad. Por ejemplo: fobias específicas, ansiedad generalizada, agorafobia.
  • enfermedades psicosomáticas.
  • trastornos de la conducta alimentaria.
  • autoestima.
  • traumas.
  • adicciones.

Sara Montealegre

Psicóloga

Lee otro artículo en: http://psicologoinfantil.es/psicologo-tratamiento-estres/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

A %d blogueros les gusta esto: