Crisis y ciclo vital I

Crisis y ciclo vital I

Es frecuente encontrar en consulta sujetos que se encuentran sumidos en una denominada crisis del ciclo vital.

Se produce un malestar significativo que no permite avanzar hacia otra etapa de la vida. Debido a que no han desarrollado las habilidades correspondientes. Y/o no se han alcanzado los objetivos esperados.

Por todo lo cual, se manifiestan una serie de síntomas ante los que es necesario desarrollar una intervención específica.

Si bien es cierto que como describen algunos autores, los mayores estresores y crisis se dan en los cambios de etapa. Hay individuos que se sienten bloqueados dentro de la propia fase en la que se encuentren. Dificultándose su avance y evolución hacia la siguiente.

Para poder conocer cuáles son esas habilidades que el sujeto no ha desarrollado, y propias de la etapa en la que se encuentra. Así como los posibles obstáculos con los que los que se ha encontrado. Es imprescindible conocer las fases del ciclo vital.

J. Haley, autor perteneciente a la denominada Escuela Estratégica, ofrece una descripción del ciclo vital muy rica y detallada. No se trata de la única, existen algunas otras que mantienen determinadas etapas o incluyen otras diferentes.

Entre las fases que Haley menciona se encuentran las siguientes:

  1. En primer lugar, periodo del galanteo.

Los objetivos principales serían, entre otros, la búsqueda y consecución de una pareja. También la incursión en el mundo laboral. Y la clarificación y discriminación de los valores de la familia de origen. Con el fin de decidir con cuales se quiere quedar y cuales prefiere abandonar.

Para lograr todas estas metas es necesario igualmente el desarrollo de algunas habilidades concretas. Tales como habilidades interpersonales para la relación con otros tanto a nivel social para el cortejo. Como laboral para la relación en el trabajo. También habilidades de comunicación. Por último habilidades instrumentales relacionadas directamente con la tarea a realizar en el trabajo.

2.El matrimonio y sus consecuencias.

Una vez constituido el matrimonio, se pasa a una segunda fase del ciclo vital. Cuyos objetivos serían crear un acuerdo sobre la relación. Y el manejo con la familia de origen de cada miembro de la pareja. También conocer y tener en cuenta tanto las diferencias pequeñas como las más gruesas. Que existen entre ellos como individuos. Así como establecer un espacio y territorio propio de la pareja más allá de la influencia parental.

Para la consecución de estos objetivos se deben desarrollar en esta etapa habilidades de negociación. Y comunicación, habilidades específicas que permitan a la pareja llevar adelante su nuevo hogar.

Aida Mañero Ocarranza

Psicóloga Sanitaria

Lee otro artículo en: http://psicologoinfantil.es/empezar-el-ano-con-propositos/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

A %d blogueros les gusta esto: