Etapas de cambio personal

Etapas de cambio personal

El cambio es constante en la vida. Todo está cambiando de manera continua, todo se transforma.

A veces sin embargo nos quedamos atascados en una etapa del cambio. O retrocedemos y vivimos las mismas experiencias, consiguiendo de esta manera reproducir los mismos conflictos y las mismas malas sensaciones.

Prochaska y Diclemente, creadores de un modelo del cambio con 6 etapas, creen que cuando no se logra avanzar es debido a la percepción que tenemos del cambio. Para llegar a realizar un cambio, pasamos por las distintas etapas de manera no lineal. Nos movemos hacia delante y hacia atrás en las diferentes fases del cambio. Conocer estas fases, nos permitirá identificar en qué fase nos encontramos para mejorar nuestra comprensión hacia el progreso.

Las etapas del cambio personal son:

  1. Pre-contemplación: esta etapa tiene lugar cuando nos asaltan las primeras dudas, sospechamos que existe un problema, aunque no somos capaces de identificarlo. También puede existir la posibilidad que saber que necesitemos un cambio, pero no estar dispuestos a ellos. En definitiva, en esta fase no existe una conciencia plena sobre los problemas.
  2. Contemplación: durante esta etapa se desarrolla una mayor comprensión y conciencia del problema. Reconocemos el problema y empezamos a buscar posibles soluciones.
  3. Preparación: al entrar en esta fase, estamos preparados para el cambio. Tenemos conciencia plena del problema, tenemos la intención de cambiar y estamos dispuestos a comprometernos con el cambio. Esta etapa es clave ya que, si exploramos las opciones, nos planificamos y decidimos, es más probable que avancemos de manera más fácil y continua.
  4. Acción: como su nombre indica en esta fase pasamos a la acción, es decir, ponemos en práctica nuestros planes para llegar al cambio esperado. Esta etapa requiere el mayor compromiso por parte de la persona, ya que, a lo largo de esta fase, la motivación va disminuyendo.
  5. Mantenimiento: en esta fase, las conductas iniciales se convierten en hábitos, se consolida el cambio a largo plazo, aun que sin olvidar que la posibilidad de recaer en viejos hábitos sigue presente
  6. Recaída: las recaídas en los procesos de cambio son realmente comunes. En lugar de castigarnos por haber caído, debemos reflexionar por qué hemos caído y ver que errores hemos cometido, para no volver a caer en ellos.

Lucía Ongil

Psicóloga

Lee otro artículo en: http://psicologoinfantil.es/psicologia-adultos-cambios-ciclo-vital/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

× ¿Cómo podemos ayudarte? WhatsApp
A %d blogueros les gusta esto: