Dificultad toma de decisiones

Dificultad toma de decisiones y solución de conflictos

Decidir significa elegir entre varias alternativas posibles aquella que la persona considere más conveniente en función del objetivo que desea conseguir.

Este mismo procedimiento de toma de decisiones, es necesario llevarlo a cabo a la hora de solucionar un posible problema. Después de pensar en varias soluciones diferentes, el individuo ha de decidir sobre cuál llevar a cabo para que la resolución sea efectiva.Entonces surge la dificultad de la toma de decisiones.

No obstante, estos dos procesos, toma de decisiones y resolución de conflictos, puede ser complicado que sean llevados a cabo, especialmente en casos de:

  • Baja autoestima.
  • Alta deseabilidad social.
  • Estrés.
  • Ansiedad.
  • Depresión.
  • Cambio de etapa en el ciclo vital.

Sin embargo, y a pesar de lo complicado que pueda resultar en determinadas situaciones tomar una decisión o resolver un problema, si se siguen una serie de pasos y se tienen en cuenta algunas consideraciones, es más probable que esa elección o solución del problema sea más fácil y eficaz:

  • Adoptar una postura positiva ante el conflicto. Afrontar los posibles problemas como un reto y una oportunidad de aprender más que como un obstáculo o impedimento para continuar el camino.
  • Tener en cuenta la propia experiencia previa. Situaciones anteriores parecidas, pensar cómo se actuó en ellas y si se consiguió el objetivo.
  • Recoger toda la información que se considere importante sobre el problema. Información objetiva y real, no basada en las propias interpretaciones

  • Plantear varias alternativas posibles. Cuantas más se generen más probabilidad hay de que entre ellas esté la solución acertada.
  • Valorar todas y cada una de esas alternativas, enumerando los pros y contras de cada una de ellas.
  • Descartar aquellas alternativas que no se ajusten al objetivo y elegir aquella que sí lo haga, tomando como criterio de elección las ventajas e inconvenientes.
  • Puesta en práctica de la opción escogida y evaluación para comprobar si se ha conseguido el objetivo.

En el caso de que no se haya conseguido, sería necesario repasar cada uno de los pasos y hacer los cambios necesarios hasta llegar a la solución deseada.

Aida Mañero Ocarranza

Psicóloga Sanitaria

Lee otro artículo en: http://psicologoinfantil.es/psicologia-madrid-mejora-sueno-ansiedad/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

A %d blogueros les gusta esto: