Cómo hacer que mi hijo se organice

Cómo hacer que mi hijo se organice

El lenguaje es la capacidad inherente a los seres humanos que permite el intercambio de información. Entre ellos y está muy relacionada con la función de relación. También con la comunicación. Permite el desarrollo de las emociones. Así como la adquisición de conocimiento del mundo que nos rodea, el contexto.

Además, una función muy importante del lenguaje es la de poder explicar. Y manejar aquellos conceptos abstractos que no son fácilmente perceptibles por los órganos de los sentidos. Este es el caso del tiempo. Ayuda a que tu hijo se organice.

Se puede considerar el tiempo como el período determinado durante el que se realiza una acción. O se desarrolla un acontecimiento. También como la dimensión abstracta donde se da la sucesión de actos.

Ambos son aspectos muy difíciles de comprender sin una explicación a través del lenguaje. Por ello los niños pequeños no tienen esta capacidad desarrollada para percibir el tiempo. Cómo orientarse en él o poder manejarlo.

Para aquellos niños que presenten además dificultades del lenguaje o las funciones ejecutivas como la planificación, la memoria de trabajo, o la atención, es imprescindible trabajar mediante un apoyo visual o auditivo. A diferencia del lenguaje oral, qué es abstracto y efímero, tener un soporte que le permita acudir a él las veces que necesite y que le permita cierta organización les va a ayudar a comprenderlo.

A continuación, te presentamos diferentes recursos para poner en práctica:

  • Horarios diarios como agendas. Anticipar al niño lo que va a hacer ese mismo día le da seguridad. Podemos explicarle el número de actividades que va a realizar y medir el tiempo a través de las actividades.
  • Horarios semanales donde aparezcan los días de la semana y una actividad distintiva en cada día. Diferenciar los días entresemana y los fines de semana.
  • Contar con relojes visuales para observar el transcurso del tiempo en tareas que requieren concentración: los deberes.
  • Utilizar aplicaciones con relojes visuales, auditivos como canciones o cuentas atrás para actividades que requieran velocidad de ejecución. Por ejemplo: vestirse por las mañanas para ir al colegio ¡Siempre de manera divertida!

Paula Ágreda

Logopeda

Lee otro artículo en: http://psicologoinfantil.es/psicologo-madrid-vuelta-cole-pautas/

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

× ¿Cómo podemos ayudarte? WhatsApp
A %d blogueros les gusta esto: