Efecto de las emociones positivas

Efecto de las emociones positivas

Se sabe que las emociones cumplen una función adaptativa. Sirven para asegurar la supervivencia de las personas. Puden diferenciar entre emociones positivas y emociones negativas.

Las emociones negativas son inevitables en algunos casos. Por tanto, más que evitarlas y no experimentarlas, lo apropiado es vivenciarlas. Aprender a regularlas de una forma adecuada.

Por el contrario, las emociones positivas hay que buscarlas. En determinadas ocasiones no se encuentran o es difícil hacerlo. Por tanto, también es de suma importancia aprender a construirlas, ya que son la base del bienestar de las personas.

De este modo, el bienestar subjetivo que experimenta un individuo es en gran medida el resultado de la vivencia de emociones positivas. Estas tienen lugar cuando se consiguen objetivos deseados.

Esas emociones positivas construidas por las personas dan lugar a sensaciones agradables. Y de bienestar y tienen diversos efectos en diferentes áreas.

En este sentido, se sabe por ejemplo que los estados de ánimo positivos tienen un efecto igualmente positivo en la salud. También en las relaciones con los demás, en el rendimiento académico o laboral. Y además según los estudios:

  • Permiten un pensamiento más creativo y menos rígido.
  • Reducen las dudas que le puedan surgir a una persona y en consecuencia, favorecen la toma de decisiones.
  • Favorecen el establecimiento y mantenimiento de relaciones con otras personas más satisfactorias.
  • Facilitan la cooperación y la ayuda a los demás, más que la competición.
  • Ayudan a la fortaleza y resistencia ante las situaciones difíciles y las adversidades.
  • Contrarrestan y previenen estados de ánimo negativos.
  • Permiten tolerar mejor el dolor físico.
  • Probablemente incrementan los años de vida.
  • Están asociadas a una mejor salud cardiovascular.

Aida Mañero

Psicóloga Snaitaria

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

A %d blogueros les gusta esto: