La vida pasa, vívela

La vida pasa, vívela

A lo largo de la vida nos enfrentamos a la búsqueda de la felicidad. Pero realmente ¿la encontramos? ¿la sentimos? ¿la conseguimos?.

Puede que haya pasado a nuestro lado y no la hayamos sentido. A lo mejor ha estada cerca de nosotros y no la hemos exprimido. ¿Por qué?.

Porque la estamos buscando, estamos dedicados a intentar no sufrir a intentar sonreir. Nuestra mente está centrada en buscar cómo disfrutar y no sufrir. Se dedica a buscar posibles problemas para solucionarlos o no sufrirlos. Por todo ello el cerebro se centra en lo negativo. En intentar buscar soluciones en lugar de vivir.

El centrarse en no pasarlo mal, hace que el cerebro busque potenciales conflictos. Lo cual lleva a ignorar los detalles en los que realmente se esconde la felicidad. Los problemas vienen solos, sin buscarlos y los años los atraen.

Por todo ello, intenta cada día repetir el siguiente mantra, hoy decido ser feliz, lo que venga ya viene de camino.

  • Sonríe frente al espejo.
  • Da un paseo escuchando los pájaros.
  • Compraté aquello que te hacía tanta ilusión.
  • Juega y diviértete.
  • Vuelve a ser un niño.
  • Llama a esa persona que siempre aplazas.
  • Baila.
  • Salta.
  • Y sobre todo vive.

Belén Pozo

Psicóloga Sanitaria.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

A %d blogueros les gusta esto: