TDAH en el aula

TDAH en el aula

Cuando se lleva a cabo una evaluación inicial y se diagnostica un caso de Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH), se inicia el trabajo terapéutico centrado en dos áreas principales.

Por un lado, incrementar los procesos atencionales del niño. Y, por otro, disminuir sus síntomas hiperactivos.

Todo ello está encaminado a que el menor pueda manejar y reconducir su atención. Y a que sea capaz de controlar su actividad motora y por tanto su autocontrol, lo cual afecta en el aula.

Sin embargo, para llevar a cabo una intervención con éxito, en estos casos igualmente es necesario el trabajo coordinado tanto en casa como en el propio colegio. Ya que el TDAH afecta al rendimiento en el aula.

Dentro del aula, para que los aprendizajes y los resultados se generalicen a todos los ambientes en los que el niño o adolescente se desenvuelve.

Así, algunas orientaciones para que el rendimiento del niño diagnosticado de TDAH en el aula y en el contexto académico sea más óptimo son:

  • En primer lugar, mantener una ubicación especial en el aula para evitar estímulos distractores.

El alumno debe sentarse en las primeras filas, lejos de puertas, ventanas. Y cualquier elemento que le pueda distraer.

  • Estar rodeado de compañeros tranquilos que puedan ayudarlo. Cerca del profesor y dónde pueda tener contacto ocular con él cuando se dan las explicaciones o normas.
  • El profesor podrá reconducir la atención del niño con una señal verbal o no verbal. Cuando se distrae de forma positiva.
  • Combinar periodos de atención con acción manipulativa, ir a sacar punta o borrar la pizarra.
  • Estimular mediante el conocimiento de sus avances.
  • Dejar en los casos necesarios tiempo extra para hacer los exámenes y facilitar un espacio tranquilo.
  • Los trabajos y/o exámenes dividirlos por ejercicios y preguntas, separadas cada una de ellas en párrafos diferentes y con espacio entre una y otra.
  • Plantear preguntas e información de forma concreta, corta y clara y asegurarse de que el niño ha comprendido bien las instrucciones antes de empezar.
  • Supervisar que se han respondido todas las preguntas y se ha repasado antes de entregar el ejercicio o examen.

Aida Mañero Ocarranza

Psicóloga Sanitaria

Lee un artículo relacionado en: http://psicologoinfantil.es/psicologo-infantil-tdah-tratamiento/

Te animamos a leer: http://psicologoinfantil.es/psicologo-infantil-madrid-tdah-hablar/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

A %d blogueros les gusta esto: