Problemas de pareja en los niños

Problemas de pareja en los niños

Cada vez es más común, que acudan al centro niños que expresan el malestar de la relación de sus padres en el ámbito familiar. Normalmente, el motivo de consulta es que les cuesta el aprendizaje.

Se muestran cansados, están más apáticos o tienen dolores de tripa o de cabeza.

En ocasiones, los adultos creen que los niños no son conscientes, pero son más sensitivos que los adultos.

Sus padres son lo más importante que tienen y ante el más mínimo desplante o gesto de tensión ellos se preocupan. Esta preocupación no es expresada, en ocasiones por desconocimiento de cómo hacerlo o por vergüenza.

Pero lo cierto, es que cada vez es más común que veamos a niños que no es que «se den cuenta» de los problemas de pareja. Sin embargo están metidos en ellos.

En muchas ocasiones los padres, de manera indirecta, meten a los hijos en  la relación. Por ejemplo, cuando a la hora de tener que tomar una decisión no se ponen de acuerdo y exponen sus motivos al hijo. De este modo, se siente en medio y cree que es el responsable de tener que solucionar la situación.

En estas circunstancias tienen un gran sufrimiento, perciben que no pueden ayudar a los dos. Su único deseo es que se mantengan unidos, aspecto que en ocasiones no es posible, sin una ayuda profesional.

Es muy importante que ante problemas de relación con hijos se intente solucionar los mismos y no se espera a que estos pasen ya que el que más sufre es el menor.

Belén Pozo

Psicóloga Sanitaria

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

A %d blogueros les gusta esto: