Psicología infantil: Mejora la autoestima P2

Psicología infantil: Mejora la autoestima P2

Los niños son lienzos en blanco, que como se ha explicado en entradas del blog anteriores, son inlfuenciables por lo que les dice el entorno, y esto determinará su autoconcepto y posteriormente autoestima.

Hay que ayudarles a autoevaluar su conducta correctamente. A la mayoría de los niños, les cuesta reconocer sus errores y analizan muy subjetivamente sus actuaciones y las de los demás. En numerosas ocasiones esto influye negativamente en la creación de un autoconcepto adecuado, o bien, son niños que echan la culpa de todo a los demás en un intento de protegerse de las consecuencias o bien se culpan a sí mismos y a su incapacidad de todo lo que ocurre. Los padres pueden guiar su conducta, recordar paso a paso lo que pasó lo cual les ayuda a interpretar las conductas de los demás y la suya propia, ya que debe de intentar ofrecerle los diferentes puntos de vista de la situación según  la persona que lo ha vivido. Todo ello les ayuda a definir de una manera más clara el problema y encontrar posibles planes de acción.

A continuación se enumeran unas pautas que favorecen una adecuada autoestima:

  • Ser efusivo y claro al reconocer lo que ha hecho correctamente. Felicítale. Si no ha cumplido con lo que se esperaba, darle una nueva oportunidad explicando un poco más lo que se espera de él.
  • Generar un clima que posibilite la creatividad.
  • Darle un apoyo emocional cálido y participativo, escucharle y que el aprenda a ser escuchado
  • Reforzar sus logros reales, para que los pueda procesar como éxitos personales. Hay que celebrar sus éxitos en cualquier terreno.
  • Motivarle a buscar soluciones y respuestas adecuadas y sabias a sus conflictos, más que a resolverlos en términos bueno o malo, o de ganar o perder.
  • Animarle a asumir responsabilidades, esto les demostrará que se confiamos en él.
  • Poner exigencias y metas a su alcance. Estas metas han de poder ser alcanzas con un esfuerzo razonable. Luego evaluar los logros.
  • Ante un comportamiento que realice darle adjetivos positivos (bueno, listo, guapo…) y personales. Ante un comportamiento inadecuado no aplicar un adjetivo negativo porque puede pasar a formar parte de su autoconcepto, por ejemplo sino recoge el cuarto no decirle que es un desordenado o un vago sino que lo ordene, darle un mensaje directo, sencillo y no negativo.
  • Enseñarle a felicitarse a sí mismo y a los demás.

Belén Pozo

Psicóloga Infantil Sanitaria

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

A %d blogueros les gusta esto: