Mantener a ralla las preocupaciones

Psicología adultos: Cómo mantener a ralla las preocupaciones

Las preocupaciones del día a día generan un gran malestar en las diferentes áreas del sujeto, tanto a nivel personal como laboral, familiar y social. Todo ello conlleva consecuencias como problemas de sueño, alimentación, dolores musculares, irascibilidad, dolores de cabeza o dificultades en la toma de decisiones.

La mayor parte de las personas intentan llevar a cabo diversas estrategias entre las más comunes intentar dejar de pensar, pero el intentar no pensar lleva a pensar en mayor medida, ya que el control cognitivo no puede llevarse a cabo a través de la razón. A través de la escritura y el dibujo se pueden canalizar las preocupaciones y pueden ser controladas, debido a que se exteriorizan y pierden poder emocional. Para ello debe de reservarse en la agenda el momento de la expresión de ideas, el momento elegido debe de ser por la tarde no muy cercano a la hora del sueño. Es muy importante tener presente que no puede “pensar” o “darle vuelta” a las preocupaciones durante el día a no ser que sea en el momento de la expresión de las ideas. En ese momento deben de escribirse o dibujarse las emociones, preocupaciones y pensamientos que generen malestar para expresarlos de manera externa y que no conlleve las consecuencias explicadas al inicio de esta entrada.

Belén Pozo

Psicóloga Sanitaria

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

A %d blogueros les gusta esto: