Motivación en adolescentes

Motivación en adolescentes.

Muchos padres acuden a consulta angustiados y desesperados por no saber como motivar. Y ayudar a sus hijos adolescentes en ámbito académico.

El tema de los estudios tiende a ser el detonante de las principales discusiones que surgen en el ámbito diario familiar.

Ya que en la adolescencia, los estudios tienen suma importancia para que puedan aprender, adquirir conocimientos. Así como para poder desarrollar y elegir un perfil profesional en el futuro que les llene y les haga disfrutar cada día de lo que hacen.

Pero los adolescentes tienen el foco de atención en el aquí y en el ahora. Dejando a un lado el futuro más cercano, sin ver las consecuencias que pueden derivar de su toma de decisiones en esta etapa.

Ver las notas llenas de suspensos, bajas o incluso fracaso en el curso escolar, genera una gran impotencia. Y preocupación por parte de los padres al percibir falta de implicación y de esfuerzo por el adolescente. Y no porque no pueda o porque le cueste conseguir llegar a los objetivos académicos.

Lo cierto es que no existe una fórmula mágica para poder motivarles y que sean conscientes de ello. Pero sí existen ciertas claves para incentivar su motivación y que puedan tener una mayor implicación a la hora de estudiar. Estas son algunas de las claves:

  • Dale autonomía. Demuéstrale que confías en él y deja que marque sus tiempos. Esto le trasmitirá confianza y apoyo en el momento de enfrentarse a los estudios.
  • Déjale su espacio y que cree un ambiente de estudio en el que se sienta a gusto, tranquilo. Que favorezca la concentración y lo asocie al estudio. Es importante tener una mesa despejada. Sin distractores y con los elementos justos y necesarios para poder estudiar y realizar las actividades académicas.
  • Evitar una comunicación con el adolescente con un estilo agresivo, negativo y crítico. De no realizar este tipo de comunicación favorecerá un rechazo a los estudios. Así como un aumento del malestar emocional tanto en el chico como en el ambiente familiar.
  • Evitar vincular amenazas y castigos para que el adolescente estudie. Esto sólo hará que se agrave la situación y evite más aún los tiempos de estudios.
  • Crear unas rutinas diarias de estudio. Para que pueda adquirir el hábito y que con el tiempo favorezca su autonomía y sienta éxito por conseguirlo.
  • No obligarle o crearle un planing sin consensuarlo con él. Esto hará que se sienta presionado y manipulado, trasmitiéndole desconfianza.
  • Refuerza su tiempo de estudio con algo que deseé e ilusione. Ayudará a su motivación, viendo una parte positiva y gratificante en el estudio. Por ejemplo: media hora de videojuegos, leer un libro. También, ver su serie favorita o ir a jugar con un amigo.

Rocío Delgado Iglesias

Psicóloga Sanitaria

Lee un artículo relacionado en: http://psicologoinfantil.es/psicologia-madrid-motivacion-escolar-parte-2/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

A %d blogueros les gusta esto: