Pautas de comunicación para padres: tartamudez

Pautas de comunicación para padres: tartamudez

La tartamudez es una patología del habla. Que genera gran preocupación a los padres ya que puede desembocar en un problema emocional y social en un futuro.

Este problema suele aparecer en la etapa de desarrollo de lenguaje entre los dos años y medio y los cuatro años.
Aunque su aparición sea muy temprana la intervención. Acudir a un especialista en estas edades todavía está muy poco generalizado.

La intervención temprana puede prevenir el establecimiento del tartamudeo y que se quede únicamente en los estadios de desarrollo de lenguaje. Y no se llegue cronificar y se convierta en un trastorno permanente.

Las causas del problema aún son desconocidos. Sin embargo, se relaciona con un trastorno neurológico que afecta a áreas cerebrales relacionadas con el lenguaje y el habla. Hay pruebas científicas que respaldan la existencia de distintos factores que influyen en este trastorno como por ejemplo: fisiológicos, genéticos y ambientales. Como la cognición, la emoción, el lenguaje y las habilidades motoras del niño.

Además, está demostrado que una intervención temprana y la puesta en marcha de acciones encaminadas a prevenir el trastorno como es la implicación de los padres es fundamental. Para que se establezcan pautas de comunicación que ayuden al niño desarrollar un habla más fluido.

Los padres son una parte muy importante del tratamiento. Ya que van a ser los que lleven a cabo todas las pautas que se pongan en práctica en la clínica. Son los responsables de hacer que dicho tratamiento se aplique en casa. Y en el resto de contextos del niño, con la coordinación de los profesores.

Los objetivos con las familias se suelen centrar en la realización de las siguientes actividades:

– Practicar diariamente, proporcionando estrategias para hablar fluido (dando modelo lento y alagado, con entonación marcada para que el niño tenga un buen modelo de referencia).
–  Aumentar la autonomía y mejorar la confianza de niño respecto a si mismo y su habla.
–  Mejorar los recursos del niño en la interacción social y generar contextos en los que se sienta seguro y pueda tener experiencias positivas de comunicación.
– Registrar los momentos de dificultades en la fluidez dependiendo de situaciones, contextos, personas con las que habla más fluido el niño.

Estas son algunas pautas de comunicación para padres para mejorar la tartamudez.

Paula Ágreda

Logopeda

Puedes leer otro artículo en: http://psicologoinfantil.es/logopeda-biofeedback-y-tartamudez/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

× ¿Cómo podemos ayudarte? WhatsApp
A %d blogueros les gusta esto: