¿Qué factores influyen en la pronunciación de mi hijo?

¿Qué factores influyen en la pronunciación de mi hijo?

El lenguaje oral es un complejísimo proceso que se desarrolla en los primeros años de la vida. Está compuesto a su vez de numerosos factores y variables. Que han de desarrollarse de manera correcta para que se convierta en funcional. Por ello, es frecuente encontrar dificultades en su aprendizaje. Este aprendizaje está marcado por distintas etapas en las que el niño va adquiriendo nuevas destrezas.

En primer lugar, se encuentra la etapa prelingüística, donde se pueden observar balbuceos y vocalizaciones. Es decir, el niño juega con su aparato fonador y obtiene una retroalimentación. La retroalimentación en este punto por parte de sus padres o cuidadores es fundamental. Para darle una función o finalidad al habla y se produzca comunicación.

A continuación, aparece la etapa lingüística en la cual comienza a adquirir significado las vocalizaciones y se expande el vocabulario.

En estas etapas, ya se han puesto en marcha numerosas habilidades. Como percepción auditiva, procesamiento auditivo y coordinación oído – estímulo. Por otro lado la propiocepción de los órganos fonatorios, la coordinación entre la respiración y la fonación. Además comienzan otros más complejos cuando se desarrolla la morfología y la sintaxi. Es decir, con la construcción de las primeras oraciones.

Para favorecer una correcta adquisición del lenguaje, se recomienda a los padres, madres o cuidadores que den un ejemplo de habla tranquilo. Con una correcta articulación de los fonemas, ya que será el modelo a seguir por parte de los más pequeños.

Cuando se da un error en la pronunciación del niño puede deberse a distintas causas. Estas van desde una mala discriminación auditiva del lenguaje oral o incluso a una falta de coordinación de los órganos.

Para poder diferenciar dónde se encuentra el problema del niño hay que descarta varios aspectos. En primer lugar, la audición, para más tarde averiguar si se trata de un problema fonético. La dificultad reside en la articulación debido a problemas en los órganos orofaciales. O si se trata de un problema fonológico, en cuyo caso, el problema tendría relación con la representación mental del sonido.

Puedes leer artículos similares en: http://psicologoinfantil.es/logopedia-corregir-mi-hijo-pronunciacion/

Paula Ágreda

Logopeda

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

A %d blogueros les gusta esto: