Juego herramienta de aprendizaje, lenguaje y comunicación

Juego herramienta de aprendizaje, lenguaje y comunicación

El juego es una actividad propia del ser humano y se presenta en todos y cada uno de los niños y niñas. Junto con el dibujo, la comprensión de los símbolos y el posteriormente el lenguaje, supone una herramienta fundamental en su desarrollo cognitivo. Está presente al largo de toda nuestra vida. Va fluctuando en cuanto a dificultad y complejidad dependiendo de la etapa en la que nos encontremos.

Es decir, a medida que el pensamiento va avanzando y madurando, así lo hace el juego. Éste, se va a ver enriquecido a través de la propia experiencia de la persona, la adquisición del lenguaje y la capacidad de simbolización e imaginación.

El juego lo podemos definir como un espejo de la realidad en la que se reflejan muchos aspectos de ella. Pero no vamos a encontrar las mismas repercusiones, se puede utilizar a modo de práctica o ensayo.

Es importante, que el niño tenga en cuenta este aspecto. Siempre debe ser un momento de ocio, libre de presiones o exigencias.

Otro aspecto para tener en cuenta es la capacidad de elección. Debemos dejar que sea el niño o niña quien elija su propio divertimento y, a partir de ahí, el adulto puede utilizarlo o amoldarlo si quiere trabajar algún aspecto de manera indirecta.

Como decíamos, a medida que se adquieren capacidades y habilidades. El juego se torna más complejo, y sucede a su vez a la inversa. El juego nos permite ampliar conocimientos y mejorar en las distintas aptitudes.

A menudo, los niños y niñas refieren que la materia que dan en el colegio puede resultarles un poco difícil y aburrida, esto puede ser debido a la gran estructuración que contienen. Para asentar los mismos conocimientos que se han ido viendo en clase, es muy importante que los implementen en un contexto natural y qué mejor manera de hacerlo que mediante el juego.

El juego potencia:

  • La socialización
  • El desarrollo físico y afectivo
  • Los valores
  • La imaginación
  • La creatividad.
  • Lenguaje y comunicación.
  • Atención y percepción…

A continuación, os presentamos distintos juegos que pueden ayudar al niño a desarrollar y potenciar su lenguaje y habilidades sociales:

  • El juego de las películas: mediante mímica se representa una película. (Se trabaja la comunicación no verbal, la representación de sentimientos y otros personajes, la teoría de la mente, la asociación visual, la atención…)
  • Quién es quién. (Se trabaja vocabulario, la pragmática del lenguaje, turnos conversacionales, asociación visual, discriminación auditiva…)
  • Tabú: se describe la palabra que debe ser adivinada sin ser nombrada. (Aumento de vocabulario, mejora plano morfosintáctico, pragmática y uso del lenguaje, comprensión auditiva…)
  • Palabras encadenadas: este juego se puede presentar de manera oral o escrita. (Mejora segmentación silábica, conciencia fonológica, mejora acceso al léxico, aumento de vocabulario…)

De esta manera el aprendizaje se asocia a una experiencia lúdica y positiva para el niño y se generarán momentos de ocio y lazos afectivos.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

A %d blogueros les gusta esto: