Insomnio y rendimiento laboral 2

Insomnio y rendimiento laboral 2

Según la SIOP, estas serían algunas de las consecuencias de la falta de sueño en el ámbito laboral:

  • Llegar tarde a trabajar.
  • Faltar al trabajo.
  • Problemas de productividad.
  • Evaluación más negativa de los factores estresantes.
  • Lesiones laborales.
  • Fatiga y cansancio.
  • Desorientación.
  • Menor concentración.
  • Desmotivación.
  • Menor capacidad creativa.
  • Irritabilidad
  • Afectación en las relaciones con compañeros.
  • Llevar a cabo tareas no relacionadas con la función laboral, como conectarse a internet para leer los correos electrónicos personales o las notificaciones de Facebook.
  • Trastorno depresivo cuando se mantienen los problemas de sueño en el tiempo.

 

Por ello, se ve la necesidad de tomar medidas y promover hábitos saludables de sueño. Las empresas podrían:

  • Proporcionar una cobertura médica adecuada y asequible.
  • Invertir en programas de prevención y de bienestar.
  • Ofrecer un programa flexible para gestionar el trabajo y las demandas no laborales.
  • Poder trabajar desde casa algunos días,…

 

En el caso de los trabajadores:

  • Realizar ejercicio físico de manera regular.
  • Mantener a lo largo de la semana una rutina en los horarios de sueño-vigilia.
  • Limitar la exposición a la luz azul de ciertos dispositivos electrónicos después de cenar (Tablet, móvil, ordenadores,…)
  • Evitar trabajar antes de irse a dormir.
  • Apagar o silenciar los dispositivos o notificaciones relacionadas con el trabajo antes de ir a dormir.
  • Limitar el consumo de bebidas alcohólicas o de cafeína,…

 

Tanto la calidad del sueño como el número de horas que necesitamos para descansar es diferente en cada persona. La mayoría de los adultos, duermen una media de 8 horas. Pero si algo es importante tener en cuenta, es que el sueño, es parte fundamental en nuestras vidas, es una necesidad biológica básica. Y que las dificultades en el mismo, pueden deteriorar la calidad de vida de las personas, repercutiendo de manera negativa y pudiéndose asociar a enfermedades psiquiátricas y médicas.

Información obtenida de:

Villamartín, S. y Castilla, C. (2018). El insomnio puede suponer 11 días de rendimiento laboral perdidos al año, según un informe. INFOCOP. Nº 81.

Miriam Benavides

Psicóloga Sanitaria

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

A %d blogueros les gusta esto: