«

»

Ago 07

Insomnio y rendimiento laboral 1

Insomnio y rendimiento laboral 1

El trastorno de Insomnio, es un trastorno del sueño-vigilia, donde la dificultad del sueño ha de estar presente mínimo, tres meses, donde dicha dificultad se va a producir a pesar de que existen condiciones adecuadas y favorables para dormir y donde predomina una insatisfacción por la calidad o la cantidad de sueño, la cual está asociada a uno o a más de los síntomas que se citan a continuación:

 

  • Dificultad para iniciar el sueño, para quedarse dormido.
  • Dificultad para mantenerlo sin que haya interrupciones: frecuentes despertares o dificultades para volver a quedarse dormido después de despertar.
  • Despertares tempranos por la mañana siendo incapaz de volverse a dormir.

La alteración del sueño va a causar malestar clínicamente significativo o deterioro a nivel laboral, social, académico, educativo o en otras áreas del funcionamiento de la persona que son importantes.

Y hay que tener en cuenta, que dicha alteración, no se va a deber a la ingesta de medicamentos o de drogas, ni a otro trastorno del sueño-vigilia ni a otro trastorno mental o afección médica.

 

Según un informe elaborado por el Comité para la visibilidad de la Sociedad para la Psicología Industrial y Organizacional (SIOP), el Insomnio en EE.UU., puede suponer al año, unos 11 días de rendimiento laboral perdidos. En este informe, se abordan los factores que contribuyen al mantenimiento de los hábitos de sueño no saludables, los costes que implican en las empresas la falta de sueño y se enumeran algunas recomendaciones dirigidas tanto a los empleados como a los directivos de empresas.

 

La falta de sueño puede llegar a pasar factura. Puede mermar la capacidad del cuerpo para combatir las infecciones y puede relacionarse con enfermedades coronarias, diabetes, dolor, trastornos respiratorios y urinarios o mortalidad temprana. Y también puede ocasionar problemas en el estado de ánimo, en el rendimiento, capacidad atencional, resolución de problemas o a nivel comportamental. La privación y la falta del mismo, pueden llegar a tener consecuencias perjudiciales para la salud, pero también para la seguridad y el rendimiento laboral.

Información obtenida de:

Villamartín, S. y Castilla, C. (2018). El insomnio puede suponer 11 días de rendimiento laboral perdidos al año, según un informe. INFOCOP. Nº 81.

Miriam Benavides

Psicóloga Sanitaria

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: