Ansiedad ¿buena o mala?

Ansiedad ¿buena o mala?

La mayor parte de las personas ha pasado por temporadas o situaciones de ansiedad en la que se siente una sensación de agobio, falta de respiración, preocupaciones recurrentes, problemas de sueño, de concentración o para tomar decisiones entre otras.

La ansiedad, por definición es una respuesta del organismo ante un posible peligro, este puede ser real o imaginario. Por lo que es una respuesta de alarma y supervivencia para protegerse, por todo ello esta es necesaria y adaptativa en algunas situaciones. La ansiedad “buena” previene de malos mayores así como prepara al organismo para ser más efectivo. Pero también hay una ansiedad “mala” aquella que está basada en un peligro no real, en preocupaciones recurrentes que no pueden solucionarse o combatirse. Este tipo de ansiedad es la que conlleva al sujeto alteraciones mayores como problemas de sueño, alimentación,dolores musculares y un etcétera. Esta ansiedad debe de ser manejada por el sujeto.

Pero… ¿tiene cura? como se explica anteriormente es una respuesta adaptativa del organismo por lo que no se debe “cuarar” o “eliminar” sino manejar, gestionar de una manera adecuada y aprender a aceptarla como parte de nosotros mismos.

Es cierto que cuando la ansiedad “mala” conlleva alteraciones en el sujeto debe de acudir a un psicólogo para que éste le enseñe las estrategias y herramientas para el manejo de la misma, ya que no nacemos enseñados y necesitamos que un especialista nos muestre la manera de manejarlo. De este modo el sujeto en futuras situaciones de ansiedad podrá aplicar lo aprendido y no necesitará de fármacos para tapar la sintomatología.